En 2009 nos invitaron a un grupo de artistas a participar en una muestra de carteles en Valencia que se integraría en el mobiliario urbano, en las paradas de autobús.

Mi propuesta fue hacer un homenaje a las mujeres en la playa de Sorolla. Alternar la luz que se depositaba sobre ellas y dotar a la imagen de un aura diferente. Lo que Sorolla conseguía con la aplicación de la luz y sus pinceladas, retratar a la mujer de su tiempo quise trasladarlo a las mujeres de hoy. Mujeres plácidas y confiadas.